Enfermedad Ascitis Infecciosa

Ascitis Infecciosa

Síntomas: Existen dos formas sintomáticas externas que se reconocen a primera vista:

1. La ascitis típica: Este síntoma es también llamado Hidropesía, es el inicio del proceso infeccioso, destaca por el abultamiento, por lo general en la zona abdominal del pez. El termino Hidropesía significa, acumulación de liquido en una cavidad o tejido celular.

2. La forma ulcerosa: Es cuando presenta heridas en la piel y el musculo, raras veces presenta flictenas y defectos de escamas. Cuando el síndrome es muy marcado pueden aparecer los dos síntomas a la vez.

En 1959 Amlacher diferencia tres formas de ascitis infecciosa que caracteriza de la siguiente manera:

  1. Forma ulcerosa crónica: Esta se manifiesta por la aparición de ulceras en la piel y músculos, el color de las ulceras es de fuera a dentro: negro, blanco, rojo. A veces hay flictenas, defectos de escamas, deshilachamiento y desgarro de aletas. Cuando se manifiesta de esta manera, generalmente los órganos internos se mantienen intactos y no hay liquido en la cavidad visceral. Esta forma puede pasar a subaguda y a aguda.
  2. Forma ascítica aguda: Se reconoce esta etapa cuando el pez presenta: ojos hundidos, ano inflamado y prolapsado. Liquido maloliente, amarillento o acuoso-sanguinolento, en la cavidad abdominal; o gelatina formada por coagulación de líquido ascítico. En otros casos líquido acuoso, claro, inodoro. El intestino puede estar inflamado (hiperémico) y fino como el papel. Hígado amarillo, amarillo-pardusco, amarillo-gris, gris-verdoso o de color verde espinaca; algunas veces con manchas amarillas o blancas; otras con hiperemias puntiformes; el riñón a menudo de consistencia pastosa y el bazo hinchado a veces.
  3. Forma latente: Es muy difícil diagnosticarla con seguridad debido a que no presenta síntomas visibles. Según Amlacher esta puede ser subdividida así:

a) Forma subaguda.– exteriormente no presenta ningún síntoma; si lo hay, existe una pequeña cantidad de liquido en la cavidad visceral. Hígado verde espinaca, amarillo o de coloración normal.

b) Forma seca.– sin síntomas externos. Nunca hay líquido en la cavidad visceral. Fuerte olor ascítico claramente perceptible, hígado la mayoría de las veces de aspecto normal, pero casi siempre con adherencias a la cavidad visceral.

Características: El nombre de esta enfermedad se origina a partir de los síntomas más comunes que presenta el pez infectado, uno de los mas resaltantes es la ascitis, término que significa abultamiento de la parte abdominal provocado por la acumulación de líquidos en dicha zona. Pero debido a la gran cantidad de síntomas que presenta el pez se conocen muchas sinonimias de la ascitis infecciosa tales como: septicemia hemorrágica bacteriana, Peste Roja, Peste de las Anguilas de agua dulce, Peste Maculosa de aguas dulces, Gota, Síndrome Septicémico, Síndrome Mio-Entérico-Hepático y conocida en los últimos tiempos con el nombre de Aeromonosis de los peces.

La Aeromosis afecta principalmente a los Ciprínidos (barbo, carpa, tenca), Pércidos (percas), Isócidos (lucios) y Anguílidos (anguilas), pero es posible que también otros grupos puedan padecer el proceso. Los peces tropicales de acuarium presentan una notable resistencia, en estos se considera que el proceso clínico es consecuencia de la actuación de la Ae. Punctata como germen de salida, de otras enfermedades (principalmente Tuberculosis).

La transmisión se puede efectuar por vía cutánea, digestiva o respiratoria.

Ascitis infecciosa 2

Ascitis infecciosa 3

Tratamiento: La enfermedad responde bien al tratamiento con antibióticos (estreptomicina, Cloromicetina) y sulfamidas.

Aislar o retirar a los individuos enfermos, desinfectar los estanques, limpiar los fondos sobre todo si hay cieno.

La sensibilidad de un pez frente a las enfermedades infecciosas depende de tres factores:

1. Resistencia (sensibilidad hereditaria).

2. Inmunidad (capacidad defensiva adquirida mediante supervivencia frente a la enfermedad).

3. Higiene (alimentación, calidad de agua).

La acción conjunta de estos tres factores decide el curso de la infección.

Cabe insistir una vez más en las condiciones higiénicas del habitat, porque pueden tener una participación decisiva en la aparición de la Aeromonosis. Debe evitarse en lo posible además del agua en malas condiciones (escases de oxigeno, calentamiento repentino), los traumas de las operaciones de selección y transporte. Una población demasiado densa, una alimentación excesiva (para forzar los peces) y una agua demasiado abonada, pueden favorecer la aparición de la ascitis infecciosa.

Comentarios

Los comentarios están cerrados.

>