Ojos Celestiales

Ojos-Celestiales

Nombre: Celestial, Miracielos o Demeranchu.

Origen:  

Esta variedad aparece en China y Corea a principios del año 1700, es el resultado de la selección genética a partir de cruces entre las variedades telescópio y maruko.

Forma:

Su cuerpo es ovoide ligeramente más alargado que los fantail, no presenta aleta dorsal y el perfil de su espalda es ligeramente curvado sin protuberancias, los ojos se proyectan fuera de la cabeza como los telescopio, pero están dirigidos hacia arriba formando un ángulo de 90º con el cuerpo.

Sus aletas son de longitud corta, su aleta caudal doble es la 1/2 o 3/4 del total de su cuerpo, sus lóbulos rectilíneos y abiertos como la del fantail.

Tamaño:

Entre 10 y 15 cm.

Coloración:

Sus escamas suelen ser metálicas, se encuentran celestiales monocolor y bicolor.

  • Monocolor : naranja, rojo, blanco, negro.
  • Bicolor : blanco y rojo, blanco y naranja y cálico.

Las aletas y los lóbulos oculares pueden presentar coloración en los ejemplares más apreciados.

Agua:

* No son exigentes con los parámetros del agua, pH: 7-7.5. pudiendo soportar pH superiores o inferiores.

* Prefieren aguas neutras o ligeramente alcalinas y con abundante vegetación.

* El GH entre 10-15ºdGH, pudiendo soportar pequeñas variaciones tanto superiores como inferiores.

* El KH entre 4-9ºdKH, soportando igualmente variaciones.

* Necesitan buena oxigenación del agua, la cual se recomienda cambios frecuentes de al menos, una vez por semana.

Temperatura:

Entre 17º-24ºC, siendo preferente mantenerlos en el rango mas alto.

Acuario:

Deberá vivir preferentemente en acuarios y también en estanques solo cuando las temperaturas sean superiores a los 20º, con buena filtración y calidad de agua, la decoración deberá ser lo más sencilla posible con algunas plantas de porte alto como vallisnerias, elodeas, etc.

No se deberían tener troncos ni rocas con aristas que puedan lastimar a los peces, en invierno es aconsejable conectar un termocalentador para mantener la temperatura como mínimo a 17º-18º.

La iluminación deberá ser tenue o en caso de ser intensa mantener plantas flotantes para tamizarla y no deslumbrar o dañar la vista de estos peces.

Alimentación:

Es un comedor voraz como otros carassius y aceptará fácilmente la mayoría de alimentos.

Se puede alimentar con alimento seco previamente remojado como pellets o escamas con una buena base de vegetales.

Aceptarán alimento vivo y congelado como artemia salina, dafnia, larvas de mosquito, etc.

También podemos prepararles papilla casera con ingredientes vegetales y un porcentaje pequeño de proteína como gambas y pescado.

La cantidad recomendada de alimentos dependerá de la temperatura del agua, y por lo tanto será necesario ajustar la cantidad de alimentos según la temporada.

Comportamiento:

Como el resto de goldfish, es un pez de carácter gregario, agradece la compañía de sus semejantes, deberían vivir solo con otros celestiales u ojos de burbuja por su dificultad para encontrar alimento y moverse por el acuario.

No suelen atacar a otras especies, aunque generalmente son pacíficos no es aconsejable juntarlos con alevines porque se podrían convertir en su alimento.

Reproducción:

Si se quiere reproducir se deben realizar cambios graduales de temperatura para inducir el desove. Es conveniente limpiar el acuario y alimentar a los padres con alimentos ricos y nutritivos para ponerlos en condiciones de desovar.

Se recomienda una combinación de alimentos secos, como granulados y escamas de calidad, y alimentos frescos o congelados, tales como larvas de mosquito y lombrices de tierra.

Durante la semana siguiente con cuidado se debe elevar la temperatura del agua aún más hasta llegar a 18 o 19 ºC.

El número de huevos fertilizados se puede aumentar mediante la colocación de una hembra con dos o tres machos. Es bueno colocar plantas acuáticas para que sirvan de cobijo a los huevos que se adhieran a ellas.

Tras el desove se retirará a los padres para que no devoren la puesta y se eleva gradualmente la temperatura del agua de ese acuario a unos 20 ° C. Los huevos eclosionarán después de cinco a seis días, y los alevines se alimentan de su saco de la yema durante las primeras 24 horas. Después de eso, se les puede dar de comer infusorios

0

DSC_1554 DSC_1553 DSC_1550

Comentarios

Los comentarios están cerrados.

>