Telescopio

Telescopio

Nombre: Telescopio

Biotipos:

Habita en aguas de curso lento y frías del continente asiático. Es una de las pocas variedades que pueden habitar en estanques, aunque hay que tener cuidado con los ojos ya que son muy delicados y sensibles, haciendolo vunerables a diversas enfermedades.

Forma:

La característica más evidente del telescopio son sus ojos saltones y en forma de globo, los cuales sobresalen de la cabeza en una forma telescópica y que les hacen tener una visión escasa, su color negro aterciopelado es el que le da una apariencia muy singular.

El cuerpo es corto y redondeado, posee una aleta doble anal y otra caudal denominada “Mariposa”, es doble y posee dos grandes lóbulos en cada lado, típica de la variedad Telescopico.

Diferencias sexuales: 

Se diferencian por el orificio anal, las hembras tienen una ligera protuberancia hacia fuera, mientras que los machos la tienen hacia dentro.

Con la subida de las temperaturas las hembras se les aprecia el vientre más abultado, mientras que a los machos se les ve unos granitos blancos en los opérculos de las agallas y en las aletas pectorales, llamados tubérculos reproductores.

Una forma inconfundible para diferenciarlos es observar el cortejo reproductor, siendo los machos los que persiguen a las hembras y golpeándoles en el abdomen.

Temperatura: 

Entre 14-24ºC, resistiendo temperaturas desde los 10ºC hasta los 29ºC.

Agua: 

* No son exigentes con los parámetros del agua, pH: 7-7.5. pudiendo soportar pH superiores o inferiores.

* Prefieren aguas neutras o ligeramente alcalinas y con abundante vegetación.

* El GH entre 10-15ºdGH, pudiendo soportar pequeñas variaciones tanto superiores como inferiores.

* El KH entre 4-9ºdKH, soportando igualmente variaciones.

* Pueden soportar niveles altos de Nitratos (NO3), pero a la larga terminarían enfermando por ello.

* Necesitan buena oxigenación del agua, la cual se recomienda cambios frecuentes de al menos, una vez por semana.

* No tienen necesidad de agua “calentada artificialmente”, de forma que temperaturas excesivas superiores a 25º C son perjudiciales para su salud, aunque las puedan soportar en un corto espacio de tiempo.

* Se pueden mantener en los estanques o lagunas exteriores, deberán ser protegidos de los fríos extremos durante el invierno.

Acuario:

* Necesita un mínimo de 40 litros por cada pez.

* Agua bien aireada por un difusor de burbujas.

* Un buen sistema de filtración, ya que les gusta remover el fondo.

* La grava no debe tener aristas ni ser muy gruesa, de color oscuro.

* Se pueden poner también piedras redondeadas y troncos.

* La iluminación ha de ser tenue, evitando el exceso de luz artificial o solar directa.

* La vegetación del acuario ha de estar formada por especies resistentes y de hojas duras, no impidiendo que los peces naden con soltura. Se recomiendan: Vallisneria, Hygrophila, Anubia, Elodea, Echinodorus, etc.

Alimentación:

El Telescópio es un pez omnívoro, necesitando un gran aporte de vegetales en su dieta, si bien es conveniente suministrarles alimento vivo, como por ejemplo larva de mosquito, dafnias y artemia salina.

Comportamiento:

Viven en grupos y son muy activos, aunque generalmente son pacíficos, no suelen atacar a otras especies. No es aconsejable juntarlos con alevines, porque se podrían convertir en su alimento.

Reproducción:

Sexualmente maduros a partir de los 8-10 meses, no se recomienda reproducirlos hasta que no alcancen los dos años de edad y midan más de 8cm.

El acuario para la reproducción, debe de ser mayor de 60-80 litros, sin gravilla y con un filtro suave de esponja, en el que se introducirá 1 hembra y 2 ó 3 machos.

Es entonces cuando se observa que los machos persiguen y acosan a las hembras, golpeándoles en el abdomen para provocar que las hembras expulsen los huevos. Una vez expulsados, el macho suelta el esperma sobre ellos, quedando así fertilizados.

Los huevos, bien visibles, quedan prendidos a las plantas y superficies cercanas, terminada la puesta, se extraen o serán devorados por los padres, de no ser separados a tiempo, dejándolos en un recipiente sin fondo arenoso ni plantas, bien filtrados y aireados.

Desarrollo de los huevos y nacimiento de los alevines:

Los huevos fertilizados tienen un tono claro o un amarillo opaco, los no fertilizados son blancos y se cubren de hongos a las 24 horas de haber sido puestos por la hembra, los cuales deberán de ser sacados del acuario.

Los huevos eclosionan de 5–7 días, dependiendo de la temperatura del agua. Los dos primeros días de vida se alimentarán con del saco vitelino, transcurrido ese tiempo empezaremos a alimentarlos mediante infusorios o alimento comercial para alevines. A partir de los 10 días ya les podremos alimentar con pequeñas dafnias, recién eclosionadas, alimento seco desmenuzado y remojado. Siendo necesario la retirada de la comida sobrante del acuario, para evitar su contaminación.

DSC_6238 DSC_5714 DSC_5716 DSC_5721

Comentarios

Los comentarios están cerrados.

>