CO2 De Un Acuario

CO2-De-Un-Acuario

¿Qué es?

El dióxido de carbono, también denominado óxido de carbono (IV), gas carbónico y anhídrido carbónico (los dos últimos cada vez más en desuso) es un gas cuyas moléculas están compuestas por dos átomos de oxígeno y uno de carbono. Su fórmula molecular es CO2. Es una molécula lineal y no polar, a pesar de tener enlaces polares. Esto se debe a que, dada la hibridación del carbono, la molécula posee una geometría lineal y simétrica. Su representación por estructura de Lewis es: O=C=O.

Como parte del ciclo del carbono, plantas, algas y cianobacterias usan la energía lumínica del Sol para fotosintetizar carbohidratos a partir del dióxido de carbono y el agua, expulsando oxígeno como desecho de la reacción. Sin embargo, las plantas no pueden hacer la fotosintesís por la noche o en oscuridad, desprendiendo una cantidad menor de dióxido de carbono debido a la respiración celular. No sólo las plantas, la mayoría de los organismos en la Tierra que respiran expulsa el dióxido de carbono como desecho del metabolismo, incluyendo al hombre. El dióxido de carbono es producido también por la combustión del carbón y los hidrocarburos, es emitido por volcanes, geyseres y fuentes volcánicas.

¿Su uso en acuario?

Como se comenta en el punto anterior el CO2 ayuda a realizar la fotosíntesis a las plantas, de ahí que se considere, junto a la luz, el principal abono.

Los niveles de CO2 que utilizamos en los acuarios plantados son mucho mayores que los que hay en la naturaleza (como norma general) pero también la luz y resto de minerales que aportamos a las plantas.

Digamos que en un acuario plantado y acelerado (Hight Tech) las plantas crecen, se reproducen y consumen nutrientes a mucha mayor velocidad que, por ejemplo, en el amazonas.

Este punto nos puede generar una duda o pregunta del acuariofilo que se inicia con un plantado: Si en la naturaleza las plantas no están tan aceleradas, ¿por qué en mi acuario con poca luz, sin CO2 ni abono en minerales muchas especies se me mueren y allí no?

Pues la respuesta es sencilla, en su hábitat natural las plantas no suelen estar 100% sumergidas, provienen de climas muy húmedos en los que la casi todo el año solo una pequeña parte de la planta está totalmente bajo el agua, de ahí que sobrevivan perfectamente.

¿Qué ocurre si la metemos los 365 días del año bajo el agua? Pues que necesita mucha luz, CO2 y abonado continuo para mantener su esplendor y no morir…

Como es lógico, hay plantas que si están todo el año bajo el agua o de menores requerimientos que nos puede sobrevivir sin necesidad de utilizar estos abonados.

¿En que acuarios es necesario?

Pues la respuesta depende de lo que tengamos o lo que queramos:

– Si tenemos un acuario con una iluminación media y sin plantas complicadas no será necesario.

Añadir que si bien su uso no es necesario tampoco es perjudicial. Facilita la fotosíntesis (menos acelerada por lógica) y, por lo general a muchas algas el CO2 no las sienta muy bien.

1

– Si por el contrario tenemos un cañón de luz y queremos tener un verdadero jardín acuático con plantas de muchas variedades y complicadas su uso será imprescindible.

Lo que si tendremos que tener muy en cuenta es que luz, CO2 y abonado van ligados y en escala, si el primero de ellos falla no será necesario el resto.

2

No respetar esta escala nos generará un problema muy común: Las algas.

Pasos para crear un generador de CO2 casero

Materiales:

•Botella de dos litros (No valen las botellas de agua, o botellas que no hayan llevado un líquido gaseoso, más que nada porque no aguantarían la presión que se genere dentro y pudieran reventar).

•Un tubo de aire

•Válvula anti-reflujo para acuario (normalmente se vende para usar con bombas de aire)

•Alicantes de punta fina

•Pegamento

•Piedra difusora

•Taladro y broca

•Azúcar

•Agua

•Levadura

La mezcla:

Agua/azúcar/levadura: Saccharomyces cerevisiae es la levadura que se emplea normalmente en la fabricación de pan, vino o cerveza. Basta con mezclar agua, azúcar y levadura en un recipiente para que empiece el proceso. Durante la fermentación la levadura se come el azúcar y excreta alcohol y CO2 a partes iguales. La ventaja de usar levadura para generar CO2 es que el proceso continúa durante una semana o dos sin que el cultivador tenga que hacer nada más. Las burbujas que aparecen en la mezcla indican que se está produciendo CO2. Cuando el azúcar se acaba o el nivel de alcohol en la solución es demasiado alto, las levaduras mueren, las burbujas cesan y llega el momento de desechar la mezcla.

Procedimiento:

1. Perfora con un agujero la tapa de una botella de 2 litros. El agujero debe de ser solo un poco más pequeño que el tubo de plástico del acuario.

1

2. Corta el extremo del tubo de plástico en ángulo. Esto hará que te sea más fácil insertarlo en el agujero.

2

3. Usando unos alicates de punta fina, agarra el extremo del tubo de plástico. Insértalo en el agujero de la tapa hasta que, en uno de los lados, sobresalga 5,1 centímetros (2 pulgadas) de tubo. Si el agujero es demasiado pequeño, ensánchalo con una broca ligeramente más grande.

3

4. Sella el tubo poniendo una capa gruesa de pegamento alrededor del agujero de donde salen los tubos.

4

5. Corta el tubo a un distancia de 15,2 centímetros (6 pulgadas) de la tapa. Colócale una válvula anti-reflujo y júntalo otra vez con el tubo que acabas de cortar.

5

6. Ata una piedra difusora al tubo del aire por fuera de la botella de 2 litros.

6

7. Llena la botella de 2 litros con agua templada. Usa de 6 a 8 tazas para llenarla no más de 3/4 de su capacidad.

7

8. Coloca 2 tazas de azúcar en la botella usando un embudo.

8

9. Mide 1/2 cucharada pequeña de levadura y échala en la botella.

9

10. Asegura la tapa en la botella de 2 litros y agítala con fuerza entre 5 y 10 segundos.

10

11. Coloca la botella de 2 litros cerca del acuario. Pon la piedra difusora dentro del acuario por debajo del nivel del agua. Debería empezar a burbujear al cabo de un intervalo entre 1 y 24 horas. Normalmente tarda entre 4 y 6 horas, pero no pierdas la esperanza hasta pasar las 24 horas completas.

11

Recomendaciones:

•La fórmula para una mezcla de Co2 puede modificarse para generar más o menos Co2. Añadir más azúcar hará que la reacción dure más. Añadir más levadura hará que se genere más Co2 pero la reacción no durará tanto.

•Ten en cuenta que la mezcla de las instrucciones produce una relativamente cantidad pequeña de Co2 pero dura más tiempo.

•Renueva la mezcla de Co2 como sea necesario, dependiendo de tu fórmula. Si usas la fórmula de las instrucciones, deberás cambiarla más o menos una vez cada dos semanas. Si usas más levadura, tendrás que cambiarla con mayor frecuencia.

Advertencia:

• No intentes nunca de ninguna manera tapar el tubo del aire, ya que esto hará que tengas una bomba de relojería de Co2 en tu habitación.

• ¡Importante! El añadir mucha levadura a la botella hará que se produzca demasiado Co2 y esto provocará una caída drástica del pH que matará a tus peces.

• Nunca olvides ponerle tapa a un reactor de Co2, ya que el gas podría filtrarse y hacer que alguien muera.

Comentarios

Los comentarios están cerrados.

>